Armando Chacín: Cada vez hacemos más esfuerzos para mantener nuestra línea de producción.

El presidente de la Federación de Ganaderos de Venezuela (Fedenaga), Armando Chacín, afirmó que cada vez son más los esfuerzos que deben realizar los productores venezolanos para mantener su línea de producción y colocar productos criollos en los anaqueles de los supermercados.

“Necesitamos ir caminando hacia una política que pueda sostener el consumo nacional y que pueda devolverle la dignificación a los sectores productivos”, recomendó durante entrevista en Primera Página por Globovisión.

Indicó que en Venezuela contamos con más de 35 millones de hectáreas para producir alimentos y llenar los anaqueles de productos nacionales y no productos importados como se observa actualmente.

“Este país tiene tierra suficiente no solo para productores que quieran ser ganaderos o agricultores en Venezuela, sino también para quienes quieran venir a invertir desde otras latitudes, creo que Venezuela tiene un potencial enorme allí”.

Dijo que para avanzar hacia mayores niveles de producción se deben eliminar las dificultades que reposan sobre el sector ganadero y agrícola y es lo que tratan de concretar mediante los encuentros en el Parlamento. 

“En esa comisión nosotros llevamos todo lo que creemos debe destrabarse para poder manejar esto. Debemos tratar allí la Ley de Tierras que, de alguna forma”, aseguró, “hace más difícil el trabajo”. 

(Lea también: Barril repuntó ante posible producción estable tras acuerdo Opep+)

Planteó la “eliminación de dicha ley y hacer una ley de primera línea, de primer mundo, para que los productores podemos enrumbarnos hacia lo que sabemos hacer”, señaló.

Los productores venezolanos necesitan “ir caminando hacia una política que pueda sostener el consumo nacional y que pueda devolverles la dignificación a los sectores”.

Desde su óptica, también se debe mejorar la capacidad de consumo del pueblo venezolano, porque, aunque en Venezuela tenemos “la carne y la leche más económica que hay en Latinoamérica, con un dólar es imposible que se pueda alimentar y asegurar a los consumidores que hay en el país”.

“Estamos dados a la tarea de conversar con quien tengamos que hacerlo, porque una cosa es que quizás tengamos visiones distintas, pero la alimentación no puede esperar”, concluyó. 

¿Qué opinas de esto?