En Cuba arrecia la pugna por el control de internet

Juan es el nombre ficticio de uno de los administradores de Street Network, una red creada en La Habana y otras ciudades de Cuba a mediados de la década pasada que permite a más de 40.000 hogares compartir contenidos, enfrentarse en videojuegos y socializar en foros y webchats.

Hoy parte de la comunidad SNet, un exponente del ingenio de los jóvenes cubanos para suplir la casi total ausencia de internet hasta 2015, mantiene su pelea con el gobierno. Las primeras consecuencias han sido una concentración ilegal el pasado día 10, otra convocada este sábado por los líderes de la comunidad, y la respuesta de las autoridades en forma de detenciones temporales, coacciones y amenazas, según denuncian afectados.

Los más de 100.000 usuarios de SNet (cifra estimada) siempre se han mantenido al margen de la política. En esta red no caben contenidos subversivos y tampoco se permite la pornografía, ilegal en Cuba. Así, han podido operar por más de una década fuera del control gubernamental, algo insólito en un país donde toda iniciativa civil ha de integrarse en el engranaje del Estado bajo la bandera del socialismo.

¿Qué opinas de esto?