OIT: Región latinoamericana y caribeña pierde 26 millones de empleos debido a pandemia.

La región de América Latina y el Caribe ha perdido 26 millones de empleos a raíz de la pandemia del nuevo coronavirus, e inició 2021 con un panorama complejo, informó el jueves la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Una nueva nota técnica de la institución apunta que el panorama para este año se ha visto «agravado» por las nuevas olas de contagios y los lentos procesos de vacunación que hacen «más inciertas las perspectivas de recuperación en los mercados de trabajo», reseñó la agencia de noticias china Xinhua.

El informe «Transitando la crisis laboral por la pandemia: hacia una recuperación del empleo centrada en las personas», señala que los impactos en el trabajo fueron «devastadores en el segundo trimestre de 2020, cuando los indicadores de ocupación y participación se desplomaron, y luego se recuperaron parcialmente.

Vinícius Pinheiro, director de la OITpara América Latina y el Caribe, advirtió que «la búsqueda de una mejor normalidad va a requerir de acciones ambiciosas para recuperarnos de los retrocesos en el mundo del trabajo».

El funcionario aseguró que «ahora toca volver a generar los empleos perdidos por la pandemia», pero que para esto «resultará ineludible abordar las condiciones preexistentes en la región, que son claves para entender por qué el impacto de la pandemia en el empleo fue tan fuerte».

«Muchos de los desafíos que teníamos antes de la pandemia continúan vigentes, aunque ahora son más urgentes», sostuvo.

De acuerdo con el informe de la OIT, al concluir 2020 la tasa de ocupación promedio en la región se había reducido de 57,4 a 51,7 por ciento.

«Una fuerte caída que equivale a la pérdida de alrededor de 26 millones de empleos, de los cuales un 80 por ciento, es decir, más de 20 millones de personas salieron de la fuerza de trabajo», acotó.

Pero además de la pérdida de empleos, la región experimentó una fuerte contracción de las horas trabajadas, además de una reducción de los ingresos laborales, que representan 80 por ciento de lo que perciben las personas en la región.

«La región ha registrado las mayores pérdidas a nivel mundial en las horas trabajadas», alertó la OIT.

Aseveró que «existe un alto riesgo de informalización que se suma a los ya elevados niveles de informalidad laboral que tenían los países antes de la pandemia».

Explicó que el colapso macroeconómico «ha impactado de manera desproporcionada en algunos segmentos de la población, amplificando las brechas laborales y sociales -especialmente las brechas de género- que caracterizan a la región».

«Las perspectivas de recuperación económica para 2021 son modestas y aún muy inciertas, por lo que las expectativas acerca de una posible reversión de la situación crítica del mercado de trabajo deberían ser muy cautelosas», recomendó.

¿Qué opinas de esto?