Rubén Limardo es exaltado al Salón de la Fama de la esgrima mundial.

En 2012, durante los Juegos de Londres, el espadachín venezolano Rubén Limardo con sus estocadas hizo resonar el “Gloria al Bravo Pueblo” en suelo británico, ganando la medalla de oro. Pero desde el martes 8 de septiembre, el campeón nacido hace 35 años en Ciudad Bolívar, forma parte del templo de los inmortales de la esgrima.

El venezolano es el segundo latinoamericano en ser exaltado al Salón de la Fama de la esgrima mundial, anteriormente fue el turno del cubano Ramón Fonts, señaló el portal italiano La voce.

“Ser miembro del Salón de la Fama de la FIE es un honor, aquí están los mejores del mundo, es un orgullo como venezolano, como deportista, como persona. No me lo esperaba, al contrario, ni siquiera sabía que había Salón de la Fama, lo supe cuando recibí la candidatura”, dijo el venezolano.

Limardo, en 2019 ganó la medalla de oro en los Juegos Panamericanos disputados en Lima. El espadachín es uno de los 19 venezolanos con plaza garantizada en los Juegos Olímpicos de Tokio.

El reglamento del Salón de la Fama mundial de la esgrima permite este tipo de honor a los deportistas aún activos, situación similar a la del estadounidense Mariel Zagunis, que se incorporó en 2014.

¿Qué opinas de esto?