Ventajas genéticas que la mayoría de la gente no tiene

Algunos humanos comunes y corrientes tienen poderes especiales y muchas veces no lo saben. Se trata de ventajas genéticas que tiene una porción muy pequeña de la población.

Estas ventajas surgen gracias a la mutación genética, un proceso natural que va alterando nuestro ADN. Así como algunos heredan enfermedades genéticas, otros tienen más suerte y heredan genes que les dan capacidades inusuales.

Aquí te damos ejemplos de algunas de las ventajas que podrías tener gracias a tus genes.

1. Visión submarina perfecta

La mayoría de nosotros vemos todo borroso si abrimos los ojos cuando estamos sumergidos en agua.

Esto se debe a un problema de la física: la densidad del agua es similar a la del fluido ocular y la luz refractada no puede ingresar bien al ojo. Es por esto que los humanos por lo general solo podemos ver bien cuando estamos en contacto con aire.

Pero hay una excepción: el pueblo moken, que habita en el mar de Andamán, un sector del océano Índico entre Birmania y Tailandia.

2. Tolerancia al frío

Otra ventaja genética observada en algunos pueblos originarios tiene que ver con la capacidad de resistir a bajas temperaturas.

El cuerpo humano tiene un rango normal de temperatura que oscila entre los 36.5 y 37.5 ℃. Es por esto que la mayoría de los seres humanos estamos mejor preparados para lidiar con climas calurosos que fríos.

Un cuerpo normal no puede resistir el frío extremo. Pero hay algunas poblaciones que sí tienen esa capacidad, gracias a sus genes especiales.

Tribus como los Inuits, que habitan en el Ártico, o los Nenet, que viven en el norte de Rusia, se han adaptado a las temperaturas heladas.

3. Menos horas de sueño

Una habilidad que sí podrías tener, sin pertenecer a ninguna tribu, es la de funcionar bien con menos horas de sueño que lo habitual.

Varios estudios han demostrado que la mayoría de las personas necesitan dormir entre siete y nueve horas para poder sentirse descansados.

Dormir menos puede causar problemas de concentración y de salud, tanto físicos como mentales.

Sin embargo, un estudio realizado con mellizos en 2014 llevó a la Academia Estadounidense de Medicina del Sueño a descubrir que existe una mutación genética que permite que algunas personas necesiten menos horas de sueño.

¿Qué opinas de esto?